Home > La sede > La Sede Opina

La Sede Opina

En la sociedad en la que actualmente vivimos es indiscutible que la riqueza y el bienestar no se obtiene solo por tener materias primas, mayor o menor coste de mano de obra, sino que tiene una gran relación con el saber hacer las cosas, es decir, con el conocimiento. No en vano, nuestra agitada Unión Europea proponía  en la renovada estrategia de Lisboa “Convertir el conocimiento y la innovación en los motores auténticos del un crecimiento sostenible; hacer más atractivo el ámbito europeo para invertir y trabajar; y que el crecimiento y el empleo estén al servicio de la cohesión social”.

Con una u otra redacción o uno u otro ámbito geográfico, este ha sido un objetivo intrínseco a todas las sociedades. El progreso de la humanidad se ha basado desde tiempos remotos en la combinación de conocimiento e innovación.

Este objetivo sería imposible de alcanzar si no tenemos el convencimiento de que es absolutamente imprescindible fomentar el desarrollo de la creatividad y educación científico-tecnológica entre la población más joven, como principio básico de un desarrollo socioeconómico competitivo.

 

Ermua y Eibar, dos localidades vecinas y unidas por el espíritu emprendedor, la disposición al aprendizaje y la innovación que durante décadas han sido sus señas de identidad, hemos acogido la sede durante el año 2017 de la XVIII edición del programa internacional “Ciencia en acción” y “Adopta una estrella”.

 

Ambos municipios, con tradición armera y ferrona, hemos sabido adaptarse a los nuevos tiempos y han elaborado una estrategia de innovación que los han hecho merecedores del galardón de Ciudades de la ciencia y la innovación desde la primera convocatoria. Su apuesta por la ciencia, la tecnología y las nuevas actividades que puedan diversificar el tejido económico ha quedado patente en los diferentes proyectos en los que están inmersos. El logar un territorio competitivo y sostenible es objetivo prioritario para nuestros municipios.

 

Hoy en día somos  un referente de la innovación junto con otros 68 municipios que forman parte de esta Red, implicados en poner en marcha políticas activas sociales  innovadoras. Este certamen encaja  con nuestro eje estratégico de innovación social y económica impulsando el futuro socioeconómico de nuestros municipios y mejorando las oportunidades reales de nuestros jóvenes.

 

 Sobra decir que para nosotros ha sido un honor haber trabajado juntos en la preparación del evento de calado internacional “Ciencia en acción”  y que este hecho es un hito más en nuestro largo camino trabajando para lograr avivar las vocaciones científicas entre nuestros jóvenes porque entendemos que las empresas de hoy y de mañana necesitan profesionales que desempeñan su trabajo en ámbitos científicos y tecnológicos, siendo estos ámbitos cada vez más importantes en nuestra economía.

 

Durante este año 2017 hemos colaborado para acercar a nuestros  jóvenes  a la ciencia y la tecnología haciendo un gran esfuerzo conjunto colaborando codo con codo. Izarra Centre en Ermua y el Coliseo en Eibar han sido el marco de ciencia en acción testigos de la ilusión y las ganas de aprender de cientos de niños y niñas y jóvenes estudiantes y del profesorado que ha participado en esta edición. Durante los días 6 y 7 de octubre hemos sido contagiados de la ilusión por aprender y experimentar por lograr encontrar respuestas a miles de preguntas, para Ermua y Eibar ha sido un gran honor haber podido ser la sede de este gran evento que seguro ha encendido la ilusión y las ganas de seguir aprendiendo dentro de los ámbitos científicos y tecnológicos. El trabajo realizado no puede quedar aquí, seguiremos avanzando y colaborando día a día porque sabemos que 1 + 1 es mucho más que dos, aquí nos despedimos por ahora agradeciendo a la organización de Ciencia en Acción el haber depositado su confianza en nosotros y esperamos volver a vernos en un futuro no muy lejano deseando lo mejor a Villadecans, otra de las ciudades integrantes de la Red Innpulso, que toma el relevo en esta maravillosa experiencia.